Hay que luchar contra la basura y el plástico en el mar, ¿te comprometes?

tortuga atrapada entre plasticos en el mar

Antes de contarte nada queremos que mires la foto de arriba y reflexiones sobre ella unos segundos… ¿Qué te ha parecido? Una imagen dura, ¿no? Y es que el problema de la basura y el plástico en el mar está aquí, y es un problema de todos.

Hay que actuar y comprometerse de verdad para que desaparezca.

El plástico y la basura en el mar son uno de los problemas más importantes de nuestro planeta y va llegando la hora de ponerle solución.

Plástico: por todas partes y en grandes cantidades

No hace falta que levantes la vista de la pantalla para darte cuenta que el plástico es parte integral de nuestro mundo. Está en todas partes, en la silla en la que te sientas, la televisión, la bolsa de la compra, en el envase de tus comida favorita, tu ropa, utensilios de cocina, material de oficina, y un etc interminable. Solamente hay que entrar en el supermercado para darte cuenta que hay más cantidad de envases de plástico que aquello que en realidad contienen.

Esto no debería ser un problema si no fuera porque al ser un material totalmente sintético su tiempo de degradación llega a ser de varios cientos de años y no sabemos qué ocurre durante todo ese proceso. Aunque empezamos a tener algunas pistas, no son demasiado alentadoras.

Solo para empezar a hacerte una idea de la magnitud del problema, unos datos sobre la producción de plástico en el mundo:

  • En el año 1950 se fabricaban 1,5 millones de toneladas de plástico.
  • Hoy en día se fabrican 300 millones de toneladas.
  • De estos aproximadamente 300 millones de toneladas, 8 millones acaban en el mar y se estima que hay flotando en la superficie alrededor de 236.000 toneladas, por lo que hay una gran parte que no sabemos donde está y mucho de este acaba en el fondo, a cientos de metros de profundidad.
  • Las previsiones nos dicen que para 2025 habrá 10 veces más plástico en el mar del que hay ahora si seguimos a este ritmo.

Las matemáticas son dramáticas, teniendo en cuenta lo que tardan en degradarse y las grandes cantidades que producimos, no quieres imaginar como podemos acabar si no hacemos algo.

Buceando en océanos de plástico: sacando la basura del mar

El plástico en el mar mata especies, destroza el ecosistema, reduce la vida y contamina los peces que luego nosotros comemos.

Sí, el plástico en el mar no solo es un problema global sino que es el problema más grave con el que nos encontramos los buceadores. Ni tiburones ni nada, el plástico es nuestro mayor enemigo y hay que combatirlo desde ya… y lo hemos vivido en nuestra propia piel…

«Soy Victor, uno de los fundadores de Buceando a Mares. El año pasado estuve viajando y buceando por el mundo y el panorama que me encontré en el Sudeste Asiático fue preocupante.

Llegué a ver mucha basura en el mar, islas de plástico y contaminación marina de todo tipo. Una pena…

En varias inmersiones me pasé la mitad del tiempo recogiendo bolsas de plástico y botellas llenando mi jacket hasta que éste ya no podía acumular más mierda…

Con esto te digo que el problema es real y que te lo vas a encontrar cuando viajes y bucees en tu destino soñado.»

Y si no te lo crees, mira este video y convéncete:

Las islas de plástico

Todos hemos oído en algún momento sobre las famosas islas o continentes de plástico, grandes masas de escombros plásticos, juguetes, envases, material de oficina, piezas de vehículos, bolsas, etc… Nada más lejos de lo que imaginamos. Si bien es cierto que se acumulan en ciertos lugares del océano lo hacen en forma de microplásticos, de un tamaño no más grandes de 5mm. Pero ¿Cómo ocurre esto?

Una vez la basura llega al mar por diferentes vías, empieza un viaje muy largo en el que poco a poco y por efecto del sol y del agua de mar, poco a poco se va rompiendo en pedazos cada vez más pequeños y más pequeños hasta alcanzar tamaños tan diminutos como el diámetro del de un cabello humano, por lo que se hacen prácticamente imperceptibles. Eso ocurre a lo largo de muchos años.

El plástico en el mar viaja miles y miles de kilómetros mientras se va degradando. Pero a pesar de que se va descomponiendo, eso no quiere decir que desaparezca

Mientras se va degradando, las corrientes marinas que de manera natural forman en todos los océanos corrientes circulares de agua tanto en el hemisferio norte como en el hemisferio sur, van transportando estos plásticos y los van acumulando en estos movimientos que a la vez también expulsan otros trozos de plástico que van a parar a otras corrientes, y así sucesivamente. El plástico pues viaja miles y miles de kilómetros mientras se va degradando. Pero a pesar de que se va descomponiendo, eso no quiere decir que desaparezca. Veremos más adelante a qué lugares va a parar.

Durante ese viaje se produce algo que no debemos pasar por alto. Determinados estudios indican que el plástico actúa como un imán de tóxicos. Al mar llegan también procedentes de la tierra vertidos urbanos, agrícolas, etc… Parece ser que los plástico los atraen y los incorporan junto a sus propios elementos tóxicos y todo esto como veremos vuelve a la cadena alimentaria.

¿Dónde va parar pues el plástico?

El plástico tiene varios destinos y procesos una vez está en el mar:

  1. Por una parte hay una gran parte del plástico  antes de descomponerse que se hunde en el fondo, a grandes profundidades, donde no hay luz y el oxígeno disuelto en el agua también es menos, por lo que el tiempo de degradación se alarga bastante. Se han encontrado restos plásticos de los años 60 a 1000 metros de profundidad.
  2. Parte de este plástico en el mar, está en forma de microplásticos y se ha quedado atrapado en sus viajes en los hielos de los polos a lo largo de todos los años. No sabemos que va a ocurrir a medida que el calentamiento global vaya haciendo su trabajo. Esa es otra guerra que vamos a tener que librar junto a la del plástico.
  3. Otra gran parte de los plástico aún por descomponer que terminan asfixiando a aves, atrapando a peces y tortugas y asfixiando a grandes cetáceos, solo por nombrar unos pocos.
  4. Otra parte de estos microplasticos, es ingerida durante la noche con la subida del zooplancton desde las profundidades, que lo incorpora para después expulsarlos a grandes profundidades, donde también se han encontrado.
  5. Y por último pero no por ello menos preocupante es que lo microplásticos con todos sus tóxicos entran dentro de la cadena alimentaria empezando por el plancton, y terminando por nuestro propio organismo a través del pescado que comemos. Se desconoce aún el efecto a largo plazo que esto tiene. Se estima que alrededor del 25% del pescado y marisco que comemos contiene microplásticos.

¿Y qué podemos hacer?

Hoy venimos a contarte una noticia espectacular: ¡¡vamos a ganar la lucha contra el plástico en los océanos!!

¿No te lo esperabas? Pues sí, poco a poco se está avanzando en este terreno y ya hay muchas iniciativas que están ayudando no solo a limpiar los océanos sino  a regular el consumo de plástico en nuestras vidas. Solo con que nosotros dejemos de consumir y usar tantos productos con envoltorios de plástico ya estaremos ayudando.

Te pongo un ejemplo, en Australia se ha reducido el consumo de bolsas de plástico en un 80% desde 2018 gracias a la decisión de los 2 supermercados más grandes de no ofrecer más bolsas de plástico de un solo uso que además coincidió con la prohibición estatal, y en esta ocasión con rango de ley, que entró en vigencia en el estado de Queensland.

Puedes leer más detalles acerca de esta noticia aquí.

Como ves, el cambio es posible y poco a poco lo vamos consiguiendo concienciando a más y más gente.

Luchando contra la contaminación de los océanos

Acojona, ¿eh? Déjame que te haga un par de preguntas:

¿Eres de los que cuando está buceando y ve una bolsa de plástico flotando, la guarda en su jacket para tirarla una vez acabe la inmersión?

¿O igual eres de los que cuando está en la playa y ve una botella en la orilla, la recoge y la guarda para tirarla en la primera papelera que se encuentre?

Nosotros somos así y es como nos gustaría que fueran todos nuestros amigos buceadores. Es por eso que Buceando a Mares es un proyecto comprometido con el medio ambiente y ayudamos en la medida de lo posible.

En este artículo ya te hablamos de los problemas del plástico en los océanos y hoy te presentamos una posible solución, al menos una en la que nosotros creemos y apostamos.

Échale un ojo a esto:

Es hora de contraatacar: ¡a limpiar plásticos en los océanos!

The Ocean Cleanup

Y con este pensamiento nos topamos con The Ocean Cleanup, un proyecto ambicioso, realista y con potencial para encontrar la tan ansiada solución a este problema.

The Ocean Cleanup es un sistema de limpieza formado por una especie de flotador de 600 metros de largo con un faldón de unos 3 metros de profundidad. El flotador se mantiene en la superficie y va capturando los residuos que se va encontrando y que gracias al faldón de 3 metros no se escapan por debajo.

Lo bueno de este sistema es que no afecta a la fauna marina, los peces y demás animales pueden pasar por debajo del faldón fácilmente.

El sistema aprovecha los vientos y mareas para dirigirse a las zonas con mayor cantidad de residuos y capturar la mayor cantidad posible. La idea es concentrar el plástico en el centro del sistema, acumularlo y sacarlo posteriormente del agua gracias a barcos y plataformas.

El sistema es autónomo y además utiliza energía natural (viento, corrientes y energía solar) por lo que es perfecto para sacar la basura del mar sin contaminar nada de nada.

Aquí te dejo más información para que puedas ver exactamente cómo funciona este sistema para sacar el plástico del mar y limpiar los océanos del mundo.

A nosotros nos encantó la idea y hemos hecho varias donaciones con parte de nuestros beneficios.

No somos ninguna ONG ni organización que se encargue de la limpieza de los océanos pero nosotros hemos colaborado como buenamente hemos podido, cualquier granito de arena ayuda.

Y te animamos a que tú también lo hagas, que busques una iniciativa que encaje contigo y colabores con ellos.

Si quieres colaborar económicamente, puedes hacer una donación al proyecto The Ocean Cleanup

Creemos que un poco de todos es mucho para el planeta y por eso vamos a intentar limpiar la basura del mar por todas las vías posibles.

Pero esto no queda aquí, también nos hemos propuesto trabajar siempre que podamos con hoteles, barcos y centros de buceo que respeten el medio ambiente y cuiden el ecosistema.

Queremos conseguir que nuestro proyecto ayude de verdad e involucrarte a ti también a que nos ayudes a luchar contra los plásticos de todas las formas posibles.

Otras formas de actuar y colaborar

Vamos a partir de la premisa que no vamos a eliminar el plástico del mundo, pero lo que si que podemos hacer es un uso razonable y sostenible. Alargando la vida útil de cada elemento y solamente usándolo si realmente lo necesitamos y si no hay un sustitutivo.

Dicen que para cambiar el mundo primero tenemos que cambiar nosotros mismos, pero no hace falta que hagamos grandes cambios, ni que le demos al vuelta radicalemente a nuestra vida. Solo hay que cambiar cierto hábitos, normalmente muy pequeños, para hacer una gran diferencia.

Sirva de ejemplo la costumbre de atarse el cinturón a la hora de conducir que ha reducido la tasa de mortalidad en la carretera de manera espectacular. El gesto es muy pequeño, pero muy poderoso.

Cada vez que utilices un elemento plástico, especialmente envases, bolsas etc, antes de tirarlos a la basura (la cual suele ser también una bolsa de plástico) piensa que uso le puedes dar de nuevo, si es necesario tirarlo, simplemente piensa como puedes alargar un poco su vida y hazlo.

Si ves que no hay otra opción que tirarlo a la basura, asegúrate al menos que va al contenedor del plástico ya que la mayor parte de los plásticos se pueden reciclar.

Tu pequeño grano de arena

A mi personalmente me gusta mucho la fruta y la verdura, por lo que la frutería es mi segundo hogar.

Cada vez que iba a comprar gastaba un bolsa de plástico (de esas que son de plástico fino, para poder pesarla) para cada tipo cosa, una bolsa para los limones, otra para las naranjas, otra para las cebollas y así sucesivamente.

Después llegaba a caja y me cobraban unos céntimos por la bolsa grande de plástico. Pero no hace falta que me den una bolsa más grande porque yo ya llevo la mía. Así que meto un montón de bolsas de plástico a una más grande.

Llego a casa y organizo la compra, pongo todo en su sitio y veo que me han sobrado 10 bolsas de plástico que no se qué hacer con ellas.

Pues las tiro a la basura. Tiempo de vida útil: 15 minutos. ¿No tiene sentido verdad? Totalmente ineficiente y dañino para el medio ambiente.

Pues hace relativamente poco descubrí una pequeña empresa de mi ciudad que se dedica a hacer bolsas para esta finalidad, totalmente ecológicas, resistentes y sobretodos que evitan el uso indiscriminado de plástico. Desde que las utilizo ya no subo plástico innecesario con mi compra. Es un pequeño gesto, pero si lo multiplicamos por unos cuantos millones de personas, el efecto puede espectacular.

Podéis ver su página web y adquirir sus bolsas en el siguiente enlace: https://www.bitsybags.com/

Los buceadores somos los grandes embajadores

Nosotros como buceadores además, mejor que nadie debemos dar ejemplo, ya que somos los que en muchas ocasiones, hemos visto de primera mano los efectos de la basura en los fondos marinos, se podría decir que independientemente del país en el que buceamos, ya que como hemos visto, una vez la basura llega al mar no tiene fronteras.

Por lo que una gran contribución a solucionar este problema es que en vuestras inmersiones no veáis la basura y paséis de largo, al menos recoged aunque sea una pieza de basura, y si ya lo hacéis, no dejéis de hacerlo.

En el momento en que elegís pasar de largo, también elegís 500 años más de basura.

De hecho, en uno de los viajes más grandes que organizamos en el pasado, le dimos al grupo una bolsa de las de la fruta que os hemos explicado un poco más arriba para que pudieran recoger fácilmente los pásticos que encontraran en el mar durante sus inmersiones sin que les resultara molesto hacerlo.

Fue todo un éxito.

Ahí tienes una idea genial que te regalamos.

Y si quieres viajar con nosotros, ten claro que buscaremos lo mejor y más sostenible para tu viaje.

>> Si, quiero viajar con vosotros <<

Suscríbete y sé el primero en apuntarte a nuestros viajes en grupo

Recibe toda la información sobre los nuevos viajes en grupo que vayamos abriendo y si te interesa el viaje, sé el primero en apuntarte. No te quedes sin plaza.

También te enviaremos las mejores ofertas en viajes de buceo y nuestras últimas novedades.


  • Responsable: Victor Lloret Cerezo
  • Finalidad: Enviarte comunicaciones comerciales como ofertas de viajes de buceo o información de viajes de buceo en grupo y Newsletter informativo.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado, o sea tú, al enviar el formulario.
  • Destinatarios: Acumbamail. Ver política de privacidad de Acumbamail.
  • Derechos: Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a «hola [arroba] buceandoamares . com» o ante la Autoridad de Control.
  • Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: buceandoamares.com, así como consultar mi política de privacidad.

También te puede interesar:

¿Te apetece un viaje de buceo?

Escríbenos y te ayudaremos a organizarlo.